0 de 10 lecciones completas (0%)

Resumen final y Anexo

No tienes acceso a esta lección
Por favor, inscríbete o accede para acceder al contenido del curso.

La forma más común de ataque psíquico es la que procede de la mente ignorante o maligna de los otros seres humanos. Decimos ignorante o maligna, pues no todos los ataques están motivados deliberadamente; la herida puede ser tan accidental como la infringida por un coche que pierda el control. Hay que tener siempre esto en mente y no implicar malicia o perversidad cuando nos consideremos víctimas de un ataque. Nuestro propio perseguidor puede ser una víctima.